Menú Principal

noticias

29 de Julio de 2016

Francisco Díaz y grupo negociador: “La DT no puede legislar sobre materias que no están en la ley”

El subsecretario del Trabajo precisa que en enero culmina publicación de dictámenes de interpretación general de la R. Laboral y después vendría un texto de grupos. Sobre negociación colectiva en el Estado, dice: “Tenemos que seguir conversando porque ese es el acuerdo con la Mesa del Sector Público”.

Francisco Díaz, subsecretario del Trabajo, está a cargo de la mesa coordinadora de la implementación de la Reforma Laboral, donde también participa la Dirección del Trabajo (DT). Desde esa condición, la autoridad ha monitoreado el proceso de publicación de los dictámenes de la DT que aterrizan aspectos claves de la ley. En entrevista con diario Pulso, aclara que el dictamen sobre grupos negociadores vendrá después de la dictación de los cuatro textos que restan sobre interpretación general y da señales de los criterios que abarcará dicho pronunciamiento. También se hace cargo de las críticas de los privados a la DT.

¿Qué evaluación hace de la publicación de los dictámenes sobre la Reforma Laboral?

-El lunes se publicó el quinto de nueve dictámenes de carácter general de la ley. Esperamos que salga el sexto en el transcurso de los próximos días y los tres restantes durante enero. Nuestra evaluación es positiva, los dictámenes han tenido una recepción apropiada en la comunidad jurídica, se han ido disipando poco a poco las aprensiones que existían en algunos sectores respecto de la capacidad de implementar esta reforma. Estamos contribuyendo a dar certeza para una adecuada implementación.

¿La publicación de todos los dictámenes se zanjaría en enero?

-En los próximos días debería emitirse el dictamen sobre extensión de beneficios y en enero se publicarán los tres restantes sobre huelga, sindicato interempresa y prácticas desleales, que son de interpretación general. Con posterioridad viene la emisión de dictámenes más específicos que se producen a petición de parte, por consultas que van llegando a la Dirección del Trabajo (DT). Después saldrán otros dictámenes con la aplicación concreta de la ley. Ahí se verá el caso a caso.

¿Cuándo y con qué criterios habrá un pronunciamiento sobre grupo negociador?

-Con posterioridad habrá dictámenes sobre consultas específicas. Sabemos que ya se hizo formalmente a la DT una consulta relativa a los grupos negociadores.

¿Ya hay una opinión respecto del alcance que tendría ese texto?

-La Dirección del Trabajo es quien tiene la facultad privativa de interpretación de la ley laboral. Para nadie es un misterio que se generó una zona gris en relación a los grupos negociadores después del fallo del Tribunal Constitucional (TC). La DT tendrá que interpretar y dar aplicación a lo que por una parte ha dicho el TC en cuanto a que el grupo negociador debe tener un procedimiento para negociar con derecho a huelga y fuero. Por otra parte, aplicar lo que el convenio 135 de la OIT señala, que reconociendo la existencia del grupo negociador, este no puede ir en menoscabo de un sindicato y que el sindicato puede tener prerrogativas exclusivas en relación al grupo. Finalmente, la Constitución señala que es la ley la que determina el procedimiento para la negociación colectiva. Del juego de aquellas tres fuentes legales la DT tendrá que emitir su dictamen interpretativo. Hay que tener presente que la facultad interpretativa de la DT le permite realizar interpretaciones sistémicas y coherentes con todo el ordenamiento laboral, e integrar eventuales lagunas legales que se producen a través de la lectura de un texto específico. Pero la DT no puede entrar a legislar sobre materias que no están en la ley. Ese es el delicado equilibrio que se tiene que construir.

También se criticó que en el dictamen sobre pactos no hubiera referencia a los grupos.

-En el tema de pactos la ley es clara: estos son suscritos por organizaciones sindicales. Eso es lo que recoge el dictamen. Estos artículos no fueron recurridos por la oposición ante el TC. Esta prerrogativa de la organización sindical es plenamente consistente con el Convenio 135 de la OIT, que ha sido ratificado por Chile y también es fuente de derecho.

Se han expuesto dudas en el texto de servicios mínimos respecto de que la DT pudiera objetar algunos pactos si se alejan de la huelga efectiva. ¿Eso es posible?

-No hay que confundir la crítica al dictamen con una crítica a la ley. En el caso de los servicios mínimos se criticó que el dictamen tenía una visión muy restrictiva, pero lo que ocurre es que la ley es la que tiene una mirada restrictiva respecto de los servicios mínimos. En ningún caso pueden afectar la esencia del derecho a huelga.

¿Pero la ley da espacio para que la DT pueda impugnar un acuerdo de servicios mínimos? 

-Respecto de los acuerdos adoptados por todos los sindicatos con una empresa en servicios mínimos, la ley dice que ese es un acuerdo completamente válido y que por tanto, se aplica si es que ha sido adoptado por todos los sindicatos. Eso no está en discusión. No está en la ley que la DT pudiera impugnar un acuerdo al cual se ha arribado con todos los sindicatos en una empresa.

¿La renuncia a legislar una ley corta a la Reforma Laboral se fundamenta por el escaso tiempo legislativo que queda?

-Respecto de una posible ley corta o adecuatoria para el tema de los grupos negociadores, la ministra del Trabajo señaló que no se ve el espacio político para buscar algún tipo de solución legal en ese tema. Después del fallo del TC el Gobierno de manera transparente buscó un acuerdo, incluso se habló de una reforma constitucional. Lamentablemente no hubo eco de parte de la oposición y por tanto, nosotros damos por cerrado aquel capítulo de búsqueda de acuerdo.

¿Se desechó el llamado corazón de la agenda laboral oculta para no afectar el ciclo económico?

-La ministra fue clara. Señaló que había 12 proyectos de amplia relevancia. Esos proyectos van a tener copada la agenda laboral durante todo 2017, sin considerar la discusión previsional. En esa prioridad, no hay espacio para esos proyectos.

¿Están estudiando una indicación para el proyecto de obra y faena?

-Ese proyecto hoy está en el Senado y esperamos retomar su discusión ojalá durante enero, porque es un proyecto que al Ministerio del Trabajo le interesa. En la discusión preliminar el senador Hernán Larraín hizo un alcance sobre la adecuada conjugación de la nueva indemnización por mes de servicio con el esquema del seguro de cesantía. Tenemos que terminar de hacer ese análisis y si hubiera que hacer una precisión, se hará. Pero el esquema general de la moción es lo que viene aprobado desde la Cámara de Diputados.

¿Qué primó en que no se incluyera en la agenda la negociación colectiva en el Estado?

-La negociación colectiva en el sector público es algo que está en una etapa anterior a un proyecto en tramitación. El Gobierno ha hecho estudios, pero entendemos que debemos conversarlos y socializarlos con las asociaciones de funcionarios. En ese marco hemos tenido un trabajo con la Mesa del Sector Público para analizar también la regulación de huelga y servicios mínimos y derechos fundamentales aplicados a trabajadores del sector público.

¿El factor tiempo también pesó en que ese tema tampoco sea prioridad?

-Este es un trabajo que aún no ha concluido. Esperamos seguir en las conversaciones, es un tema complejo con múltiples opiniones y modelos en el mundo. Las organizaciones de funcionarios, el Gobierno y el Parlamento tendremos que consensuar cuál sería el modelo a aplicar en Chile de algo que nunca ha existido, como es el reconocimiento constitucional y legal a la negociación colectiva de los trabajadores del sector público.

¿No se descarta entonces avanzar en un acuerdo para una regulación?

-Tenemos que seguir conversando porque ese es el acuerdo con la Mesa del Sector Público.

Entrevista completa en: http://www.pulso.cl/noticia/economia/economia/2016/12/7-97450-9-francisco-diaz-y-grupo-negociador-la-dt-no-puede-legislar-sobre-materias-que-no.shtml